Tapete de yoga, más importante de lo que crees

Existen elementos muy avanzados o que son utilizados en distintos tipos de yoga, pero hay artículos que son muy básicos y cualquier persona debe de usar desde el primer día de práctica. Un tapete de yoga es básico, pues aunque no se utilizaba en un principio, con el paso del tiempo se fue descubriendo que es fundamental.

Su propósito primario es evitar los deslizamientos de los pies y las manos en el piso, además de proporcionar un acolchonamiento que protege las articulaciones y la piel. Hay unos muy económicos que pueden servir si eres principiante y quieres experimentar por primera vez, pero si lo quieres tomar en serio te recomiendo comprar uno más profesional desde un principio, así evitas doble compra y obtienes los beneficios de uno de calidad desde el inicio.

Tapete de yoga, grosores y tamaños

Las esterillas para yoga vienen en diferentes tamaños y grosores, las dimensiones normalmente son de 60 a 65 cm de ancho y el largo es de 170 a 180 cm, si eres muy alto también los encuentras de hasta 2 metros, pero normalmente no es necesario que sea tan grande.

Los grosores típicos varían de entre 2 y 5 mm:

  • 2mm, para viajar, para uso ocasional o para poner encima de el del gimnasio como medida higiénica.
  • 3mm, grosor estándar de un tapete para yoga.
  • 4mm, para entrenamientos más avanzados como el Ashtanga Yoga, especial para amortiguar saltos.
  • 5mm, ya es muy grueso y en ocasiones hacer perder el equilibrio con facilidad por falta de firmeza, solo para avanzados que por alguna razón se adaptan mejor.

Se encuentran algunas más gruesas, pero estas, solo se recomienda que sean para meditar y no para asanas.

Los materiales de los tapetes para yoga

Las colchonetas de yoga más utilizadas son de PVC o vinilo, pero existen varios materiales distintos, por ejemplo, las opciones más naturales como caucho, yute y algodón natural, sin acabados sintéticos.

Las más recomendadas por sus características físicas, son las de PVC, incluso las económicas suelen tener una calidad aceptable. Estas son altamente antideslizantes y te dan libertad de movimiento sin preocupación de que un pie, por ejemplo, se esté resbalando constantemente.

Las de materiales naturales normalmente son de buena calidad, solo si está muy barata puedes sospechar un poco y dudar de su calidad. Algunas incluyen su bolsa transportadora y otras no, así que esto no es un indicador de calidad.

Si ya te decidiste a comprar una colchoneta de yoga, estás en el lugar perfecto, hemos hecho un estudio de diferentes marcas y materiales, con lo que con seguridad podemos recomendarte solo lo mejor. Los tapetes para yoga que te recomendamos tienen un alto nivel de calidad y un precio justo. Además, puedes comprar en todo el mundo pues están de venta en Amazon.

Si además de tapete para yoga te interesan otros artículos, te recomiendo:

 


 

No se admiten más comentarios