Manta de yoga, elige correctamente

En este mundo existe un poco de confusión cuando se habla de accesorios para yoga, en particular mucha gente no diferencia del todo pues existen dos accesorios que son básicos, pero se confunde a menudo su nombre y su función. Muchas veces vemos a los yoguis cargar con un rollo de unos 60 cm de largo, al desenrollarlo queda una hoja de unos pocos milímetros de grosor, es acolchonado y se extiende en el piso para ofrecer una barrera entre el cuerpo y el suelo duro, puedes encontrar más información sobre el tapete.

En este artículo quiero enfocarme más en la manta de yoga que, después del tapete es el artículo más común y utilizado (al final del artículo te dejo unas recomendadas por su alta calidad y buen precio). Esta es más flexible y absorbente, pues es hecha de tela, normalmente de algodón o microfibra. Existen dos tipos principalmente, unas gruesas y otras muy delgadas, y estas a su vez pueden ser rectangulares o circulares.

Manta de yoga gruesa, ¿conviene o no?

Las mantas gruesas se pueden utilizar en sustitución del tapete, dependiendo del material son utilizadas de una u otra forma. Normalmente no son tan utilizadas en gimnasios o salones, las prefieren aquellas personas que practican en su casa o en la naturaleza, el único pequeño inconveniente es que algunas no se adhieren con firmeza y podrían deslizarse un poco si el piso de por si es muy resbaloso, pero no es lo más común y puede ser peligroso únicamente si realizas posturas muy complejas y sin cuidado, pero si eres avanzado ya dominarás este tipo de cosillas.

Los dos usos más comunes son para sustituir un bloque en algunas posturas, por ejemplo, apoyar la cabeza o una pierna, pero ten en cuenta que no siempre ofrecen la misma firmeza e igualmente podrían deslizarse y lastimarte. Estas junto con las toallas para yoga son utilizadas para taparse en la relajación final, pues el cuerpo puede enfriarse demasiado si no se tapa por unos minutos.

También se pueden encontrar algunas mantas para yoga artesanales que prácticamente son para decoración, pues su precio puede ser de 1000 euros o más.

Manta para yoga delgada, ¿realmente se utiliza?

Por otro lado, las mantas para yoga que son delgadas, sirven principalmente para proteger el cuerpo de la arena o del pasto, evitando rozaduras o irritación. Esta no es utilizada directamente en pisos duros pues no ofrece protección de acolchonamiento; sin embargo, sí son muy utilizadas en estudios por encima del tapete (muchas veces comunitario) ya que crea una barrera higiénica y absorbe el sudor evitando ensuciarlo para la persona siguiente.

También son utilizadas en la meditación pues el cuerpo no es sometido a esfuerzos y solo sirven como barrera higiénica contra el suelo. Mucha gente las compra por moda, pues son económicas y se pueden utilizar para tomar el sol en la playa, como mantel, pareo o incluso como bufanda.

Espero haber dejado un poco claro este tema y haber ayudado a despejar dudas; te dejo una galería donde puedes ver las mejores opciones que hemos probado y tienen la mejor relación calidad-precio, desde acá puedes ir directamente a Amazon y hacer tu compra con seguridad y desde cualquier parte del mundo:

 

Si además de mantas para yoga te interesan otros artículos, te recomiendo:

 

No se admiten más comentarios